viernes, 1 de diciembre de 2017

LAS CHICAS, LOS CHICOS Y LOS MANIQUÍS



Los gurús de la gastronomía barcelonesa, los Hermanos Iglesias, autores de éxitos como Rías de Galicia o de proyectos junto a los Adriá como Tickets o Pakta, se han embarcado en la nueva aventura de nombre y estética ochentera que se ubica en los bajos del nuevo Hotel Axel, Las Chicas, Los Chicos y Los Maniquís. Una bocanada de aires nuevos llega a la zona de Atocha.


El local es un homenaje total a la década de los ochenta y su colorido y estética kitsch transporta a los clientes a cualquiera de las películas de Almodóvar en esa época (particularmente a nosotras nos recordó a Mujeres al borde de un ataque de nervios...). Una barra para picar en los taburetes con vistas a una cocina abierta y varias mesas distribuidas por los diferentes espacios que componen los bajos del Hotel. También tienen reservados como para unas 8-10 personas, que pueden ser buena opción para cenas de grupo en estas fechas.


El servicio es amable y muy cercano, con bastante gracia y acertados en las recomendaciones de comida y bebida. Conviene fiarse de ellos.

El ambiente del local es diverso, compuesto por clientes del hotel y algún grupo proveniente del exterior, aunque os reconoceremos que en nuestra visita estaba bastante vacío (y era viernes). El exceso de luz blanquecina, que aunque ayuda a avivar los colores desfavorece totalmente a la creación de un clima acogedor, fue otro componente más a esta sensación de restaurante algo frío. Como lanza a su favor diremos que la música de los 80 perfectamente elegida paliaba en cierta medida dichas sensaciones.


La carta tiene un formato ideal para compartir platos entre varios: conservas, aperitivos, boquerones en vinagre y otras delicias del "Vermut madrileño", tapas variadas y un apartado para las carnes y los pescados. Lo que nosotras escogimos:
  • Croquetas de jamón (con una bechamel muy cremosa)
  • Patatas bravas (nos gustaron, pero nuestro listón está muy alto con las de Askuabarra)
  • Rodaballo frito (bueno)
  • Steak tartare (nos gustó pero los hemos probado mejores)
  • Bocadillo de calamares (riquísimo, en pan con tinta de calamar)
  • Arroz meloso de pato y gorgonzola (muyo original y bueno)
  • Minicornetes y trufas de chocolate (con presentación original pero sabor más normal)
El precio ronda los 35-40€ por persona con vino y postre.



EL VEREDICTO DE MAD QUEENS 6,5/10: Nuestra impresión de Los Maniquís es contradictoria, por un lado el servicio, la comida, el local y la música nos gustaron y por otro el poco gancho del ambiente y su localización nos dejaron con dudas a la hora de pensar en repetir. Creemos que el local tiene un millón de posibilidades y deberían explotarlo. Nos quedó pendiente conocer su local nocturno "Bala perdida Club", que quizá con este corte ochentero que tanto nos gusta ofrezca un punto más para visitarlo de nuevo. También es un espacio a tener en cuenta el Sky Bar de la azotea.


LOS CHICOS, LAS CHICAS Y LOS MANIQUÍS
C/ Atocha, 49 (Atocha / Centro)
28012 Madrid




Fotos: Los Maniquís y Mad Queens