viernes, 20 de diciembre de 2013

ASGAYA


Asgaya significa en la lengua tradicional del Principado de Asturias, generalmente conocida como el "bable", en abundancia (a montones). Palabra muy apropiada para este restaurante que nos trae un trocito de nuestra querida Asturias a Madrid, ofreciendo platos de una cocina tradicional asturiana renovada. Es un lugar ideal para una comida o cena familiar, navideña o entre amigos.


Su jefe de cocina, Koldo Sanmartín, aunque con orígenes vascos, ha sabido captar a la perfección la esencia y el sabor de la auténtica cocina asturiana. Koldo ha trabajado en lugares con tanta solera como el Hotel Palace o el restaurante Cuenllas, ambos en Madrid.

El servicio tuvo un trato impecable con nosotras en todo momento, desde el cocktail de bienvenida, un rico martini blanco blanco con zumo de naranja, hasta sus acertadas recomendaciones y atención constante, sin duda es uno de los puntos fuertes del restaurante.


La decoración nos pareció cálida y agradable, gracias a la cantidad de lamas de madera distribuidas tanto en las paredes como en el techo del restaurante. Sus lámparas simulan estalactitas que iluminan cada una de las mesas, dando un ambiente muy agradable.

Cuentan con una gran terraza que podéis disfrutar tanto en verano como en invierno y que es perfecta para días soleados y fumadores incontenibles.


La carta es bastante amplia igual que la variedad de sus vinos. Los platos, como ya os hemos contado, se basan en la cocina tradicional asturiana aunque con un giro moderno que a las Queens nos ha parecido muy acertado. 

Es difícil elegir porque todos los platos suenan muy apetecibles. Finalmente nos inclinamos por:
  • Anchoas de al lado de Asturias, en su punto de sal
  • Alcachofas con borrajas y almejas
  • Merluza a la sidra con almejas
  • Verdinas casi viudas como en Cudillero
  • Pixin sobre crema de mejillones
El precio medio por persona con vino ronda los 45€.


ASGAYA
C/ Doctor Fleming, 52 (Bernabéu)
28036 Madrid
Tel. 913530587/648697842

Fotos: Mad Queens y facebook de Asgaya

miércoles, 18 de diciembre de 2013

VI COOL BY SERGI AROLA


El nombre de Sergi Arola es un auténtico reclamo cuando se trata de abrir un nuevo restaurante en cualquier sitio y más concretamente en Madrid (véase el éxito de La Broche o Le Cabrera en su día). No nos extraña nada, pues su cocina ha sido galardonada en varias ocasiones por la Guía Michelín, con sus famosas estrellas. 

Con el sello de Sergi y su mujer, Sara Fort, se creó el primer Vi Cool en Rosas (Gerona) hace unos años y visto el éxito de su cocina innovadora y de calidad a precios más que asequibles, hicieron maletas para abrir en la capital, primero en el Barrio de las Letras y más recientemente, en el Barrio de Salamanca, del que os vamos a hablar las Queens.


La decoración, aunque un poco vista -sillas de tipo industrial, maderas, suelo hidráulico, etc.- debemos decir que es original y lo más importante, hace que el sitio sea bastante acogedor y con una iluminación muy agradable (nos encantaron las lámparas hechas con tarros antiguos). No obstante, nos parece que la disposición de las mesas para dos personas de la entrada -donde comimos- no es nada agradable porque están demasiado pegadas y que las sillas son muy incómodas y duras, deberían considerar poner en ellas un buen cojín.


El servicio fue muy amable y demostró conocer a la perfección todo lo que ofrece la carta, porque nos recomendaron genial. Por poner una pega, diríamos que al principio estuvimos muy bien atendidas y conforme fue avanzando la comida, los camareros se fueron olvidando un poco de nosotros, eternizándose en traernos el postre y la cuenta.


En relación con la comida, la genialidad de Arola se respira en TODA la carta, que ofrece una cocina de tapas reinterpretada a su manera, con raciones en frío, cocas, "vicooles" (mitad temaki, mitad kebab),  conservas, tapas calientes y hamburguesas. Las raciones son de un tamaño bastante adecuado para compartir entre dos personas, os aconsejamos pedir todo para picar y así probar muchas cosas.

Lo que nosotras escogimos (todo nos gustó mucho):

  • Sardinas marinadas con aceite de tomates secos y orégano
  • Coca de burrata, tomate y albahaca
  • Patatas bravas Arola
  • Berenjenas a la llama con piñones
  • Canelones de espinacas
  • Mousse de chocolate y mango
El precio medio del restaurante está en los 35€ con vino o cervezas. La próxima vez que vayamos, porque volveremos, seguro que escogeremos un menú, que nos quedamos con ganas de probar, tienen dos: el de Tapas, que incluye seis platos y un postre con un precio de 20 € por persona o el Degustación Clásicos de Arola, con siete salados y dos dulces, y un precio de 30 €.


VI COOL
C/ Lagasca, 32 (Barrio de Salamanca)
28006 Madrid
Tel. 914 35 57 01

Fotos: Mad Queens y Vi Cool

viernes, 13 de diciembre de 2013

LOS MERCADILLOS DE NAVIDAD (POP-UPS)


Desde hace un tiempo, Madrid ha sucumbido al encanto de lo efímero y cada poco tenemos noticias de nuevos mercadillos que abren por varios días en los lugares más insospechados. La época navideña no podía ser menos y hace que los espacios temporales (la palabra de moda es "pop-up") se multipliquen para desgracia de nuestros bolsillos... 

En este post nosotras hemos seleccionado los dos que más nos gustan a Mad Queens, que consideramos imprescindible visitar.

THE HOVSE: Después de sorprendernos en Navidad 2012 con The Apartment y el pasado verano con The Patio y Spain Makes, el equipo de Better se ha superado con The Hovse. En una casa de Chamberí con suelos de parquet, techos altos y cristales emplomados han creado un espacio que decorativamente es insuperable.


Cada habitación tiene varios "inquilinos" (más de 80 makers, designers y colaboradores) que han pasado la cuidada selección de Better y que son una auténtica tentación: ropa, zapatos, accesorios, decoración, juguetes, productos deli, etc. Todo tiene cabida en esta casa maravillosa.


¿Qué compras podéis hacer para navidad en The Hovse? Un plumas de Ecoalf, unas gafas de Mr. Boho, una corona navideña de Brumalis, un jersey calentito de Knitbrary, cintas para envolver de Mimosa & Estraza, unos zapatos a medida de Crownhill Shoes, un gorro con alas para niños de Sueños Polares, unas bailarinas de Battu, unos calcetines de Sockaholic, un bolso étnico de Ana & Cuca, unas conservas LC de Elite Gourmet, algo para la cocina de Oddy Neighbours...como veis, ¡no sabemos parar!


Por si todo lo que os hemos dicho fuera poco, si durante vuestra visita os entra el hambre, podéis reponer fuerzas en el espacio de Harina. Si lo que queréis es tomaros unos cocktails, nada mejor que el rincón de The Passenger en la última planta, ojo porque si llegáis más tarde de las 21h (cuando The Hovse ya está cerrado) tenéis que llamar al 913106697 para recibir instrucciones.
La web de The Hovse anuncia su tienda online, estamos impacientes por descubrirla.

THE HOVSE (Hasta el 24 de diciembre)
C/ General Arrando, 40 (Chamberí)
28010 Madrid
Web

MADRID IN LOVE: Ellos se definen como transformadores de espacios y ambientes y creadores de interiores hermosos y vivos y no encontramos mejores palabras para expresar lo que el estudio Madrid in Love consigue no sólo en los sitios que decora (véase las tiendas Maguen 11:11 y Sally L. Hambleton o los restaurantes como Dray Martina u Olive) sino también en sus pop-up temporales que hacen alrededor de dos veces al año. 


Este año, tras haber estado en otras ubicaciones, han vuelto al local que más nos gusta a las Queens del Barrio de Las Salesas, el edificio de Hermanos Lamarca, un antiguo taller de carruajes que armoniza perfectamente con el estilo industrial-vintage de Madrid in Love.
Aunque se inaugura hoy mismo y estamos a punto de descubrirlo, sabemos que no nos va a decepcionar porque las piezas que venden, rescatadas de sus viajes por Europa, son siempre únicas: mesas de madera lavada, sillas y taburetes de estilo industrial, vitrinas de tiendas, armarios con puertas de cristal, lámparas vintage, letras de antiguos carteles para colgar en paredes, etc. Nos lo llevaríamos todo, no nos vamos a engañar.


En esta edición, siguiendo la tradición de las últimas, van a contar con colaboradores que también van a tener su espacio en Madrid in Love, así que aunque no tengáis pensado comprar una silla para vuestro amigo invisible, si que podéis encontrar otros productos para hacer vuestras compras navideñas. Mad Queens queremos fichar: las joyas de Circo, los productos de alimentación de Petra Mora, las plantas y flores de Sally L. Hambleton, las zapatillas étnicas de Mimmëko, la ropa y complementos para niños de Thanks Mum, los vinos del mundo de The Flying Cow... es probable que acabemos arruinadas estas Navidades, porque ¡todo nos apetece!


MADRID IN LOVE POP-UP W13 (Hasta el 5 de enero)
C/ Fernando VI, 10 (Las Salesas)
28004 Madrid

Recordad que podéis seguir nuestros recorridos madrileños en:

Fotos: Mad Queens y facebook Madrid in Love 

miércoles, 11 de diciembre de 2013

CREME DELACREME


En el antiguo local donde antes estaba el famoso Mentidero de la Villa ha abierto un restaurante que no hemos conocido de oídas o por ninguna revista, nos ha llamado poderosamente la atención cuando íbamos caminando por la calle e inmediatamente las Queens hemos entrado a preguntar (y a probarlo!).

Lo han abierto hace pocas semanas unos chicos de origen gallego con mucho gusto e iniciativa. El chef es un joven llamado Juan Martínez con bastante experiencia, algo que se nota en los ricos platos que probamos. Mónica, la jefa de sala y encargada de la comunicación de la Creme es encantadora y muy atenta.

Nos ha gustado mucho el concepto non-stop que han elegido, convirtiéndose en un lugar perfecto para desayunar, comer, merendar o cenar.


La decoración fue lo que nos atrajo desde la calle, sobretodo el color azul con aires provenzales con que está pintada la fachada y algunos objetos del interior del local y el papel pintado con motivos de color verde, a juego con los cojines de las sillas. 

Tiene tres zonas diferenciadas, una con sillones y una mesa baja para tomar algo más informal o una copa, la parte de las mesas para comer o cenar y por último un reservado, precioso, con capacidad para 12 personas.


El estudio responsable de la decoración, The Interiorlist, está en el número 6 de la misma calle, por si os apetece echar un vistazo y hacer alguna compra navideña para vuestra casa.

El servicio fue muy amable y rápido. Debemos decir que el día que fuimos a comer, en el restaurante había varias mesas completas y cuando fuimos a cenar estábamos solos, suponemos que por su reciente apertura y todavía escasa difusión. 


La carta, más bien de tipo tradicional, combina una gran variedad de platos para picar y compartir con platos más clásicos de carne y pescado. Nos gustó que incluye ciertas tapas, a muy buen precio, que están muy bien para las cenas a dos, pudiendo pedir varias cosas para probar sin tener la limitación del tamaño de las raciones.

Nuestra impresión de todo lo que probamos fue muy positiva, aunque el gran premio se lo llevan sin duda sus tartas caseras, y más concretamente la tarta de zanahoria, que es la "creme de la creme". Nos quedamos con las ganas de probar su hamburguesa 100% de buey, que sirven con queso provolone y cebolla caramelizada, ¡para la próxima vez!

 

Nuestras elecciones fueron:
  • Huevo trufado con mousse de patata y jamón ibérico
  • Solomillo de ternera gallega con puré de patatas a la trufa
  • Tataki de atún rojo con tempura de verduras
  • Presa ibérica de bellota con creme de castaña
  • Tarta de zanahoria
  • Tarta de queso
El precio medio por persona es de unos 40€, tomando vino y postre.


CREME DELACREME
C/ Santo Tomé, 6 (Las Salesas)
28004 Madrid
Tel. 916229980
Web

Fotos: Mad Queens

jueves, 5 de diciembre de 2013

LA MARUCA


Ha abierto hace muy poco y ya llama la atención en la calle Velázquez: es ese local que tiene una terraza, una barra y un restaurante en los que no cabe ni un alfiler, vayas el día que vayas. La Maruca es de los mismos dueños que Cañadío, que ya nos causó muy buena impresión en su día a MQs (podéis ver el post aquí) y es un soplo de aire de Santander en Madrid, con un local moderno y animado, una comida de calidad y a unos precios más que competitivos.


Decorativamente hablando, se han superado a sí mismos. El estilo nórdico y armónico de La  Maruca nos gusta mucho más que los estridentes rojos de Cañadío. La parte de arriba tiene una barra larga en madera clara (donde tienen pinchos) rodeada por mesas altas que distribuyen mejor al resto de comensales. Encontraréis también aquí una parte amplia de mesas más preparadas para sentarse tranquilamente a comer y una zona muy especial que simula una biblioteca con sus sillones, su chimenea, libros, etc., muy recomendable y acogedora para picar algo o tomar una copa.

La parte de abajo se dedica en exclusiva a las funciones de restaurante, destacando aquí su reservado, amplio y acristalado, algo que hace sentir algo más privacidad pero no te aisla del ambiente. Nos encantan las fotos en blanco y negro de Santander distribuidas por todas las paredes de La Maruca y sus flores frescas en distintos puntos del local.


Respecto al servicio, los camareros de la barra han sido muy amables y rápidos en todas nuestras visitas, aunque no hemos notado la misma rapidez y efectividad en las mesas. En lo que sí son llamativamente lentos es en la preparación de las copas, es cierto que lo hacen con cariño, esmero y el precio de las mismas no es excesivo (alrededor de 7€), pero falta soltura en este campo. El encargado es un chico muy activo y dinámico, que nos causó muy buena impresión.


En cuanto al apartado gastronómico, os podemos decir que la carta es más bien tradicional y muy variada que incluye raciones para picar/compartir, pastas, arroces, verduras, carnes y pescados y en la que destacan, como es lógico por el origen de La Maruca, muchos platos cántabros. Las raciones no son muy grandes, lo que permite que puedas pedir algo de picar y luego un segundo y postre sin salir de comer "como una boa". Lo que más nos gustó a nosotras fue:
  • Rabas de Santander
  • Cecina de Liébana 
  • Anchoas de Santoña con pimientos asados de Isla
  • Ensaladilla rusa "La Maruca"
  • Pulpo a la plancha con puré
  • Callos a la montañesa
  • San Jacobo de lomo de Potes
  • Cordero al horno deshuesado
  • Pastel de puerros y gambas gratinados
  • Tartar de novilla con patatas fritas al momento
  • Tarta de limón
  • Flan de Queso (aunque no es comparable a la insuperable tarta de queso de Cañadío...)
El precio medio por persona con vino y postre es de 35-40€.


LA MARUCA
C/ Velázquez, 54 (Barrio de Salamanca)
28001 Madrid
Tel. 917 81 49 69
Web

Fotos: Mad Queens y SQ Communication