sábado, 25 de julio de 2015

TATEL



Tatel lleva un par de meses encabezando la lista de los sitio sde moda de Madrid. No es de extrañar, porque lo tiene todo para ocupar ese puesto: una presentación insuperable apoyada por sus embajadores, Rafa Nadal, Pau Gasol, Rudy Fernández y Enrique Iglesias y el empresario Abel Matutes Jr., un local magnífico de 800 metros en uno de los puntos estratégicos de Madrid y unos cocineros de quitar el hipo.


Los encargados del diseño y decoración del gran local son Andrea y Michele, cabezas del estudio de arquitectura Ilmiodesign, dos arquitectos italianos a quien las Queens tenemos el privilegio de conocer personalmente y nos parece una genialidad en todo lo que crean.

A la vista está el precioso escenario que han creado en Tatel, que mezcla diferentes estilos y ambientes a lo largo del espacioso local (art decó, clásico americano, bibliotecas, arte o diseño) combinados todos ellos a la perfección y con mucha armonía.


El servicio nos gustó mucho también, porque nos trataron fenomenal. Estuvieron muy pendientes de nuestra mesa y nos recomendaron los platos imprescindibles para pedir y alguna sugerencia del día. Nos quedamos tomando unas copillas después de comer y nos atendieron también muy bien.
 
 
Al mando de los fogones están Nino Redruello y Patxi Zumárraga, dos grandes chefs con amplia y exitosa experiencia tanto en La Gabitoteca, como en otros restaurantes familiares como Las Tortillas de Gabino o La Ancha. La carta, con un estilo más bien clásico y platos muy apetecibles, se compone de entrantes como jamón ibérico, anchoas, huevos rotos o algún que otro guiso, un apartado de arroces y pastas, otro de pescados y finalmente un espacio para las carnes.  Lo que nosotras probamos fue lo siguiente:
  • Ensalada de tomate raf y bonito en salazón (muy fresca y de calidad)
  • Chanquetes con huevos fritos (flojos, no los pidáis)
  • Pulpo a la brasa con patata y mojo rojo (algo duro, pero el sabor muy bueno)
  • Arroz seco y limpio de mar (exquisito)
  • Croquetas de leche fresca (buenísimas)
  • Ensaladilla rusa de cigalas (rica pero no el mejor plato)
  • Milanesa de ternera con huevo y trufa (imprescindible)
El precio medio con vino y postre está entre 50 y 60€.


EL VEREDICTO DE MAD QUEENS 8/10: Si nos preguntáis "¿qué tal está Tatel?" Las Queens os diremos que Sí o Sí tenéis que ir a conocerlo, aunque por nuestros comentarios y la nota final os imagináis que nos ha gustado muchísimo. El sitio es precioso, un garitazo, está ambientadísimo y para culminar, se come fenomenal -aunque un poco elevado de precio-. Si no os parecen razones suficientes, la barra es otro de sus atractivos, con una interminable carta de cocktails y destilados, es el sitio perfecto para picar algo o tomar copas. Seguirá dando que hablar.


TATEL
Paseo de la Castellana 36-38 (Barrio de Salamanca)
28046 Madrid
Tel. 911721841
Web

Fotos: Mad Queens y Tatel

sábado, 18 de julio de 2015

CARÚS

A ninguno se os escapa que el origen común de las Queens es asturiano, allí pasamos parte del año Queen A y Queen C -sobretodo el verano- y en cuanto podemos nos escapamos unos días, que nos suelen saber a poco.
Siempre hemos comentado lo difícil que es encontrar un restaurante asturiano "de los de verdad" en Madrid, porque ninguno nos parece que consiga igualar la oferta gastronómica que se ofrece en cualquiera de los sitios que estamos acostumbradas a visitar. Hasta que conocimos Carús y por eso os vamos a contar nuestra buena experiencia allí.
Muchos de nuestros seguidores nos habéis pedido que os demos pistas de locales en las afueras de Madrid y Carús es uno de ellos, porque está situado en El Plantío, justo enfrente del Centro Comercial Sexta Avenida.

Se trata de un local sencillo, pero decorado muy agradable. Tiene varios ambientes, una barra para tomar cosas de picar y cañas/vinos, un comedor muy acogedor y una terraza que os recomendamos para cenar.


El servicio fue especialmente amable, súper atentos de nuestra mesa (y de las de los demás) y recomendándonos las especialidades tanto de la carta, como los platos del día. La verdad que nos hicieron sentir como en nuestra casa.


La carta es, como os hemos dicho antes, asturiana-asturiana, no faltan clásicos como la fabada, el cachopo, los tortos con huevos y picadillo o el arroz con leche "requemao", pero también tienen otras especialidades que no debéis dejar de probar. Nosotras escogimos:
  • Patatas rellenas de pitu de caleya (espectaculares)
  • Fabada y pote asturianos (dos clásicos que nunca fallan)
  • Ventresca de bonito (jugosa y buenísima)
  • Fritos de pixín (riquísimos también)
  • Tomate aliñado (con un sabor rico rico)
  • Cachopo (de lo mejor que hemos probado)
  • Arroz con leche (muy bueno)
  • Tarta de tres leches (para repetir)
El precio medio con vino es de 30€ por persona, os advertimos que las raciones también son asturianas, es decir, bastante grandes, pero si os sobra algo, os lo empaquetan para llevar.


EL VEREDICTO DE MAD QUEENS 8/10: Las Queens estamos como locas con un restaurante 100% asturiano por fin en Madrid. El servicio es inmejorable y los platos para repetir todos, reseñando especialmente las patatas con pitu de caleya (pollo de corral) o cualquiera de los guisos. Tienen también muy buen pescado que cocinan en su punto y una carta de vinos bastante decente a buenos precios. Os aconsejamos reservar porque últimamente hay tiros para cenar o comer los fines de semana, sobretodo en la terraza.

CARÚS
Avda. de la Victoria, 29 (Pozuelo)
28023 El Plantío, MADRID
Tel.
Facebook

Fotos: Carús y Mad Queens

viernes, 10 de julio de 2015

LAS RAÍCES DEL WELLINGTON


Ya sabéis que las Queens somos bastante fans de los hoteles como lugares multiuso para comer, cenar o tomar copas y aunque el Wellington no sea un novísimo -estilo Only You o el Urso-, reconocemos que los clásicos siempre tienen su aquél y que con Las Raíces no sólo no lo han hecho nada mal, sino que nos ha sorprendido gratamente.

Las Raíces está en la terraza-patio interior del del hotel, justo al lado de la piscina, se accede por el primer piso y culmina la oferta gastronómica top del hotel, que complementan Goizeko y Kabuki, éste último galardonado con la famosa estrella Michelín.


El espacio, dividido entre una terraza y una parte cubierta, está integrada con el bar de la piscina, donde también se puede tomar una copa o un cocktail hecho al momento. Triunfa la decoración con plantas y verduras de su huerto urbano situado en la azotea del hotel. Es agradable y funcional, aunque, como os hemos dicho, nosotras lo probamos en un día de piscina en el hotel y nos pareció un poco incómodo a mediodía.

El huerto de la azotea del Wellington
El servicio fue encantador, nos recomendaron estupendamente y estuvieron muy pendientes de nosotras, hasta el segundo plato. Luego el maître, que era encantador, se fue y nos abandonaron completamente, con los platos en la mesa y sin tomarnos nota del postre, que nos ahorramos pedir porque ya nos queríamos ir. Una pena.

La carta se basa en las verduras de su huerto, con alguna variación -carnes o pescados- y platos del día que es recomendable pedir. Está muy bien para pedir varias cosas de picar y luego un plato cada uno, que tienen bastante buen tamaño. Lo que nosotras escogimos fue:
  • Burrata (exquisita)
  • Tomate de los de verdad aliñado (para tomarse 4)
  • Coca de verduras con pesto de albahaca (riquísima)
  • Hamburguesa Wellington (muy buena aunque enorme)
  • Picanha (buena pero las hemos tomado mejores)
El precio medio es de 35-40€ por persona con vino y sin postre.


EL VEREDICTO DE MAD QUEENS: 7/10 La calidad de la materia prima del restaurante es indudable, destacando las verduras y hortalizas del huerto urbano, que tienen un sabor exquisito. El patio es francamente agradable, pero os lo recomendamos para cenar, porque está menos lleno y el barullo de la piscina anexa, os puede arruinar un poco la comida. El plan perfecto nos parece llegar cuando aún es de día y tomar un cocktail antes de la cena.

LAS RAÍCES DEL WELLINGTON
C/ Velázquez, 8 (Barrio de Salamanca)
28001 Madrid
Tel. 914231478

Fotos: Hotel Wellington

viernes, 3 de julio de 2015

WILBRAN


                                                  Wilbran - Cocina Mediterranea





Las Queens nos llevamos una grata sorpresa en nuestra visita a Wilbran. Todo un acierto por parte de los dueños de su casi vecino Krachai, restaurante tailandés que nunca nos ha emocionado demasiado a pesar de tener algunos atractivos. Wilbran en cambio nos ha enganchado desde el primer momento, una bonita restauración de su antecesor, bar castizo con 100 años de antigüedad. 


Nada más entrar descubrimos ciertos detalles conservados en la restauración de forma muy acertada, como los azulejos en las paredes, los cristales de la fachada y el suelo, elementos que armonizan completamente con las novedades introducidas. Colores frescos en las sillas y sillones tapizadas con terciopelo, diferentes comedores que cambian la decoración y una barra de mármol y madera preciosa que domina la primera parte, más dirigida al picoteo informal y las cañas.


La atención y el servicio fueron perfectos. Nos pusieron todas las facilidades del mundo para elegir dónde sentarnos, qué carta elegir... para luego seguir cuidándonos con muy buenas indicaciones, sonrisas y muy buena educación.


En cuanto a la cocina, Natalia, dueña de Wilbran, y su equipo han sabido combinar muy bien la cocina española tradicional y la asiática, algo que parece difícil de maridar. El resultado nos ha parecido francamente recomendable. Encontraréis curiosidades muy tentadoras como croquetas de curry de pollo frente a las clásicas croquetas de jamón, la tortilla de la abuela o una empanadilla de ternera con salsa krapao tailandés. Nosotras elegimos:
  • Mejillones al vino blanco (muy frescos)
  • Huevo mollet sobre puré de patata y trufa (muy muy rico)
  • Risotto de langostinos y vieiras (sabroso)
  • Mini roast beef con salsa de hierbas (bueno, pero lo más flojo)
  • Tiramisú (obligatorio pedirlo)
El precio medio por persona es de 40€ con vino y postre, tienen también un menú muy interesante de mediodía por 15€.


EL VEREDICTO DE LAS QUEENS 7/10: Partiendo de la base que la zona de Las Salesas es una de nuestras debilidades a la hora de buscar novedades de calidad, de Wilbran además nos gusta su cocina atrevida y clásica al mismo tiempo, que tiene servicio agradable y simpático y, como no, un local con una decoración agradable y fresca, que a todos nos gusta comer bien pero si encima es en un ambiente chulo, es muy probable que nos vayan a ver frecuentando el sitio con asiduidad.


WILBRAN
C/ Orellana, 19 (Las Salesas)
28004 Madrid
Tel. 913083808
Web

Fotos: Mad Queens y facebook de Wilbran