viernes, 21 de abril de 2017

MEDIA RACIÓN BY CUENLLAS


Con una mantequería abierta en 1.939 y un restaurante en la Calle Ferraz, como ellos bien dicen, Cuenllas es uno de los clásicos "de toda la vida" de Madrid. En el Barrio de Rosales no hay quien no conozca cualquiera de sus especialidades o no haya tomado un buen vino en la barra, de las más animadas de la zona.
Con estos antecedentes, se han lanzado a la apertura de un nuevo local en el Hotel Urso de la mano de Fernando Cuenllas (tercera generación de la familia) y el cocinero Antonio del Álamo, que puede presumir de estancias en restaurantes como El Bodegón, Aldaba o Zalacaín.

El espacio es el mismo que ocupaba anteriormente el proyecto de restaurantes efímeros "The Table By" al que han dado una vuelta, para dejarlo a medio camino entre un restaurante formal (con sus manteles blancos y sillones comodísimos) y una barra y mesas altas, destinadas más a tomar unos vinos/cervezas y compartir algunas de sus medias raciones, aunque las dos zonas tienen la misma carta.
El personal, uniformado al más puro estilo de una mantequería (batas blancas y pantalón negro) es muy amable y están muy pendientes del cliente, ya sea en la barra como en las mesas.


La carta es corta e incluye tanto las especialidades de Cuenllas que, aunque menos sorprendentes, son clásicos que no fallan (salmón, foie o callos) como algún otro plato más novedoso o latas de alta calidad. Está pensada para que los platos se compartan y así probar bastantes cosas. Lo que nosotros escogimos:
  • Cecina de León (recién cortada, exquisita)
  • Ensaladilla rusa (no nos emocionó, recordad que tenemos el listón alto con la ensaladilla)
  • Croquetas (de jamón, muy cremosas)
  • Tomate, lechuga y cebolla (no nos gustó la presentación y el sabor, flojo)
  • Tartar de carabinero (imprescindible pedirlo, buenísimo)
  • Lasaña de berberecho (aquí hubo opiniones divididas, a unos les encantó a nosotras, menos)
  • Raviolis de Rabo de toro (un plato que no volveríamos a pedir)
  • Salmón ahumado (riquísimo)
  • Callos Cuenllas (un clásico que no defrauda)
  • Soldaditos de Pavía (con muy buen punto)
  • Pan con chocolate (postre que no podréis olvidar)
  • Tarta de queso (tampoco nos emocionó y también tenemos el listón alto con las cheesecake)
  • Helado de Idiazábal (muy bueno)
El precio medio con vino por persona es de 35-40€ (dependiendo también del vino elegido).


EL VEREDICTO DE MAD QUEENS: 7/10 La realidad es que nos ha gustado mucho Media Ración, pero hemos tenido experiencias diferentes en nuestras visitas y podemos deciros que hemos llegado a varias conclusiones. La primera, que nos ha gustado más la barra/mesas altas, que la mesa baja, que quizá es demasiado formal. La segunda, que no os podéis ir de allí sin probar la cecina, las croquetas y el tartar de carabinero. Y la tercera, que no perdáis de vista su carta de vinos, con muchas referencias que se salen del panorama normal. Para tomar una copa en la barra también está agradable y las sirven fenomenal.


MEDIA RACIÓN BY CUENLLAS
C/ Beneficencia, 15 (Las Salesas - Alonso Martínez)
28004 Madrid
Tel. 914 47 51 11
Web

 Fotos: Media Ración, Mad Queens y City Confidential.

viernes, 7 de abril de 2017

KAPPO



Si no conocéis todavía al chef Mario Payán, ha llegado la hora de hacerlo. Payán fue la mano derecha de Ricardo Sanz en el Kabuki original de Presidente Carmona, con él aprendió los secretos de una cocina japonesa purista y sin contaminar, como él mismo define, innovadora y sabrosa. Hace pocos meses Mario inauguró su propio proyecto en el barrio de Chamberí, sin apenas publicitarse ya está siendo uno de los restaurantes de los que hablan todos y hoy os queremos contar el punto de vista de las Queens.


El local es pequeño y está reformado con asepticismo, pero respetando la armonía, limpieza e equilibrio que suele reinar en un restaurante japonés. Tiene varios espacios, una barra cocina en directo, varias mesas y un semi-reservado con vistas al restaurante con capacidad para unas 6 personas, muy cómodo y agradable.


El servicio es muy amable y está pendiente de cada uno de los comensales que tiene asignado, pero es demasiado lento, o lo fue al menos el día que nosotras fuimos. Había ocasiones que entre plato y plato pasaban más de 20 minutos, lo que en un menú largo, hace que la cena se haga eterna. Nuestra primera visita fue a medio día, momento que os recomendamos más ara visitar el restaurante, la luz es muy agradable y si no tenéis prisa se disfruta más.


La carta no existe. El repertorio gastro se basa en dos opciones de menú, Mario (menú corto, que no es corto, sólo un poco más que la segunda opción) y Súper Mario (menú más largo), que se descubre a medida que van saliendo los platos, será al final de la secuencia cuando se entrega una especie de pergamino con todo lo degustado (si tenéis suerte, porque en una de nuestras visitas ni nos lo dieron). Hasta ese momento tanto los platos, así como el precio, serán sorpresa. MQs hemos estado en dos ocasiones  probando varios platos:
  • Aperitivo: Lechuga, miso y cacahuete / Mantequilla de té matcha (El comienzo fue bueno)
  • Sashimi: Tarantelo, mantequilla, caviar, algas / Descargamento de atún con salsa ponzu (muy buenos)
  • Caliente: Daikon Toshiba / Dumpling de tofu y pollo con ajo negro (los platos más flojos)
  • Grill: Tsukune de pintada, ume, pepino, sismo / Merluza con pil pil de miso (nos dejaron indiferentes)
  • Tempura: Calabaza, tenslanuyu de tamarindo (nos gustó)
  • Sushi: Omakase Mario (Bien)
  • Postre: Uva blanca, melocotón y macabeo (muy apropiado y ligero)
El precio es de 54€ el menú Mario y de 65€ el super Mario, precio sin bebidas incluidas. El precio medio ronda los 80€ persona con vino o cervezas. 


EL VEREDICTO DE MAD QUEENS: 5,5 Imaginamos que os sorprenderá la puntuación, tanto como a nosotras la experiencia en Kappo, al que creemos que fuimos con las expectativas demasiado altas. En una de nuestras visitas no nos explicaron cómo funcionaba el menú, de tal manera, que no solo no sabíamos lo que íbamos a pagar, sino que tampoco lo que íbamos a comer, ni en qué formato. Los platos algunos estaban muy buenos, pero otros nos dejaron completamente indiferentes, abusa quizá demasiado del toque de soplete para flambear. Si a ello le sumas una espera muy larga entre cada uno de ellos y una cuenta cercana a los 80€, el resultado es un comensal no demasiado satisfecho. Le deseamos mucha suerte a Mario, pero la verdad que a nosotras no nos ha terminado de convencer.

KAPPO
C/ Bretón de los Herreros 54 (Chamberí)
28003 Madrid
Tel. 910420066

Fotos: Mad Queens y Facebook de Kappo