viernes, 19 de enero de 2018

NIMÚ BARQUILLO




Para las Queens Nimú es un viejo conocido, no solo porque fuéramos al primer restaurante que abrieron en Madrid (en el “difunto” Hotel Adler)  sino porque también habíamos estado en alguno de los locales que el grupo Vamuca tiene en su principal feudo, León.
Ahora Nimú es residente en el Barrio de Las Salesas, zona que probablemente concentra el mayor número de aperturas gastronómicas en Madrid. También debe ser en la que más cierran, porque damos fe de que pocos resisten ¿será Nimú una de las pocas excepciones? Hoy lo analizamos las Queens.


En el local donde en su día estuvo un bar más bien cutre de barrio, al que sustituyó un local renovado de los de duración efímera, la mano de Pascua Ortega ha hecho maravillas. Lo preside una barra circular, ideal para tomar algo antes de la cena y con vistas al resto del espacio: mesas con sillas tapizadas y sillones situadas cerca de unos buenos ventanales por los que se cuela la luz natural. Acogedor y vanguardista, es un sitio que llama la atención desde fuera.
El servicio es muy bueno, está atento a todos los detalles para que la experiencia de los clientes sea completa. Con nosotras tuvieron un despiste en un plato y cuando se lo dijimos, reaccionaron fenomenal y en un minuto nos lo habían cambiado.


La carta es una oda al producto de calidad y se compone de clásicos de la casa como la merluza rebozada, tortilla de patata o los chipirones en su tinta, hasta platos más vanguardistas con toques asiáticos, como los nigiris o el ceviche. Nosotras escogimos:
  • Tomates rellenos de mozzarella (buenísimos y con una salsa pesto muy rica)
  • Steak tartare con tobiko (un toque riquísimo con sabor a mar)
  • Chipirones en su tinta (estaban muy buenos, pero el arroz que los acompaña, muy seco)
  • Cazón en adobo con ajo negro (un plato no muy habitual con una fritura impecable)
  • Nigiris de gamba al ajillo (ricos y menos vistos que los de huevo y trufa)
  • Cecina de León (con un punto de curación perfecto)
  • Callos (con una textura y sabor exquisitos)
  • Chuletón (carne buenísima)
  • Tiramisú (estaba bueno pero no es nada destacable)
El precio medio por persona con vino y postre está alrededor de los 40€.


EL VEREDICTO DE MAD QUEENS 8/10: Nimú es ese restaurante que le recomiendas a cualquiera y quedas fenomenal, básicamente porque saben escoger materias primas muy buenas y las cocinan de forma sencilla, sin florituras y con un resultado estupendo. Le suman puntos el buen servicio, la localización y lo animado que siempre está el local (no hay cosa peor que cenar en un sitio completamente solo). Os recomendamos su barra para ir a picar algo.
NIMÚ BARQUILLO


C/ Barquillo, 40 (Las Salesas)
28004 Madrid
Tel. 910 888 898 
Fotos: Facebook Nimú