viernes, 3 de noviembre de 2017

GASTRORAIL


Hace tiempo que teníamos pendiente hablaros de un curioso restaurante llamado GastroRail que se esconde en el interior del fabuloso Museo del Ferrocarril de Madrid, al que si todavía no habéis tenido ocasión de ir, os recomendamos que lo hagáis.
 
Entre el clima mágico que forman los distintos vagones de tren de nuestra historia del ferrocarril, dos de ellos, que pertenecieron a la Compagnie Internacional des Wagons-Lits (impulsores del famoso Orient-Express), han sido delicadamente reformados conservando sus materiales originales y habilitados uno como restaurante y otro como cafetería. Toda una experiencia para que sintáis como  Cary Grant y Eve Marie Saint en la película de Con la Muerte en los Talones.


Se accede por una escalerilla de metal directamente a la cafetería, que tiene mucho encanto, con maletas antiguas distribuidas por el espacio  y una barra bonita de madera. Aunque lo realmente impactante se encuentra en el siguiente vagón, con maderas nobles y un claro estilo art decó que te transporta inmediatamente a los años 30. Todos los detalles están cuidadosamente elegidos, la vajilla, mantelería, cristalería e incluso los pequeños jarrones que decoran las mesas.
 
El vagón restaurante tiene unas diez mesas para cuatro y dos comensales, pero al final del mismo existe un anexo para grupos de hasta 10 personas.

 
El servicio fue muy agradable. Se notaba la gran experiencia en todos los sentidos del catering al que pertenecen, destacando especialmente la profesionalidad y rapidez del personal. También es verdad que estábamos solas en el vagón, así que toda la atención del servicio era para nosotras (no podemos hablaros demasiado del ambiente que podréis encontrar en Gastrorail...)


La carta es breve y corre a cargo de Vilaplana Catering. Tiene una sección para compartir, con clásicos que no fallan como el jamón ibérico o las anchoas de Santoña y otra serie de tapas y para completar, ofrecen también entrantes y principales compuestos por dos carnes y tres pescados.  Probamos:
  • Burrata de Bufala con pesto de hierbabuena, nieve de Mahón curado y emulsión A. O. V. E.
  • Lubina al horno con risotto de trigo y chirriones en tinta con lechuga de mar.
  • Corte de costilla de ternera "Angus" en jugo de fricandó con notas balsámicas. 
  • Tiramisú en copa
El precio por persona con vino es de 40€.

 
EL VEREDICTO DE MAD QUEENS 7/10: Gastrorail es un lugar perfecto para cuando busquéis una experiencia gastronómica distinta en un sitio verdaderamente especial. Un restaurante distinto a cualquiera que estéis acostumbrados, con una comida muy correcta, quizá no para ir todos los días pero si de vez en cuando. Por si además queréis completar la experiencia, la vista al museo del Ferrocarril merece bastante la pena. Os lo recomendamos absolutamente.
 

GRASTRORAIL
Paseo de las Delicias, 61 (Delicias)
28045 Madrid
Tel. 638601568

Fotos Mad Queens y Museo del ferrocarril