viernes, 13 de mayo de 2016

CANNIBAL RAW BAR


Las Queens llevamos muchas semanas observando las obras del nuevo restaurante que ocuparía el lugar del emblemático Café Oliver, dónde compartimos tantos brunch cenas y alguna que otra copa. Es innegable que el local ofrece por sí mismo grandes posibilidades por su localización, espacio y los grandes ventanales que dejan pasar la luz natural, pero la verdad es que estos dos jóvenes empresarios, Rodrigo Marchal e Ignacio Juanvelz, han superado nuestras expectativas en todos los sentidos.



Tras el éxito de sus dos restaurantes en La Coruña, El Charrúa y Cannibal, Ignacio y Rodrigo han decidido instalarse en Madrid para traernos una  cocina de mercado de calidad llena de productos gallegos excelentes. Un concepto muy atractivo conocido como Raw Bar, lugar dónde degustar marisco y pescado en su mayoría en versión cruda y acompañado de cocktails y los mejores champanes.
 


La reforma del local nos ha encantado. Combina las paredes de madera oscura que hace un contraste muy bonito con las mesas y barra de mármol blanco, los suelos hidráulicos y una luz muy tenue, muy elegante y con estilo. Nos encantó el detalle de las flores frescas en grandes jarrones por todo el local, se nota mucho que cuidan los detalles.

Nos os podéis perder bajar al baño, en lo que era el piso de abajo del local original. Al principio reconocemos que nos dio un poco de miedo, las puertas de los baños con cristales rotos por balazos y la estancia de los lavabos llena de velas al más puro estilo de Drácula. Quizá la luz de todo el restaurante resulte demasiado escasa, y eso que os lo dicen dos grandes fans de la luz ténue...



El servicio fue muy amable, tienen muchos camareros y no te sientes desatendido en ningún momento. Nosotras nos dejamos aconsejar 100% por ellos para que nos dijeran sus platos estrella y la verdad es que acertaron de pleno.


Como podéis imaginar por su nombre, Cannibal se especializa en los productos en crudo y su origen gallego hace que la calidad de su despena sea inmejorable. Encontraréis tartares, carpaccios, tatakis, ceviches y también platos cocinados para los que no puedan o no quieran entregarse a lo crudo. Bastante buen nivel de postres. Lo que nos recomendaron a las Queens:
  • Sardinas ahumadas (un must que no podéis dejar de pedir)
  • Bao de panceta confitada (rico, aunque tenemos el listón alto con Nakeima y Pink Monkey)
  • Tartar de atún picante (buenísimo)
  • Carrilleras (también riquísimas y cremosas)
  • Ceviche de corvina (nos encantó, muy fresco) 
  • Picanha Black Angus (una carne excelente)
  • Tarta sacher (quizá un poco seca)
  • Cheesecake (tipo flan, muy buena)
  • Volcán de dulce de leche (otro must, buenísimo)
El precio medio por persona es de 40-45€ con vino, postre y copa.


EL VEREDICTO DE MAD QUEENS 8/10: Menuda sorpresa volver al mismo local del Café Oliver, que se había quedado rancio y ramplón y cenar en un sitio maravilloso, no sólo por el espacio, sino también por la cocina, innovadora en el concepto, con materias primas de calidad, precios adecuados y sabores excelentes.  Muy recomendable por la zona en la que está ubicado (las Salesas) para tomar la primera copa. En una frase, todo un éxito.
 
CANNIBAL RAW BAR
C/Almirante, 12 (Barrio de las Salesas)
28004 Madrid
Tel. 910268794
Web

Fotos: Cannibal y Mad Queens