miércoles, 15 de abril de 2015

EL GORDO DE VELÁZQUEZ


El Gordo de Velázquez abrió sus puertas hace tan sólo un mes, tiempo suficiente para que su floreada y ambientada terraza captara el interés de las Queens, ya sabéis que nos encantan las terrazas y si están bien puestas como la del Gordo, más.

Situado en un punto estratégico de la Calle Velázquez, casi llegando a Ortega y Gasset, y liderado por el chef Jose María Ibáñez y la empresaria y amante de la cocina Carmen Sinovas, le auguramos grandes posibilidades de éxito.


La carrera gastronómica de José María Ibáñez empezó en el famoso restaurante madrileño Jockey, continuó su aprendizaje bajo las ordenes de Pedro Subijana y pasó por las cocinas del Hotel Velázquez, Teatriz y Tweed. Aunque son sus 12 años en el restaurante y tienda gourmet Semon los que realmente han terminado de avalar a Ibáñez como uno de los chefs más influyentes de la capital.


La decoración a cargo del estudio de interiorismo Decolab es uno de los grandes aciertos del restaurante. Las flores y plantas dan un toque fresco y natural al local, en el que predominan la madera en mesas y suelos, el ladrillo visto, las sillas forradas en distintos tonos de terciopelo y las paredes y ventanas forjadas en hierro. La luz nos pareció muy cálida y agradable, al igual que la insonorización y distribución del espacio en el que a pesar de su capacidad para albergar a 200 comensales, mantiene un nivel adecuando de ruido.


El servicio no fue una de las cosas que más nos gustó de El Gordo, la verdad. Las camareras que atendieron nuestra mesa eran bruscas y tenían demasiada prisa por recoger nuestros platos, muy poco detallistas.


La carta es variadísima con una sección de entrantes -algunos un poco pequeños para compartir-, además de los arroces y pastas, carnes y pescados. Tienen una carta especial para la barra y la terraza, que se distingue por los platos concebidos para compartir. Lo que las Queens tomamos fue (todo para picar):
  • Salteado de alcachofas y gambas (no nos encantó a pesar de la buena alcachofa)
  • Tartar de tomate con torta del casar (muy rico y con aliño original)
  • Croquetas de jamón (nos gustaron)
  • Tartar de atún rojo de Barbate (estaba bueno pero sin más)
  • Albóndigas (bastante flojas)
  • Magret con salsa de naranja (la salsa mataba al magret)

El precio medio ronda los 35-40€, con vino (al que debéis prestar atención, ya que su carta es muy amplia y original, sus vinos vienen directamente de las bodegas de Santa Cecilia) y postre.


EL VEREDICTO DE MAD QUEENS: 6/10: El Gordo es un restaurante con muchas cualidades, eso es innegable. Un local precioso, situado en una de las mejores zonas de Madrid y con un chef de renombre. Aunque confesaremos que esperábamos más de la cocina de José María Ibáñez, nos gustó pero no nos emocionó (algo llamativo si nos centramos en la trayectoria del chef) y el servicio dejó bastante que desear. Su terraza nos sigue pareciendo uno de sus mayores atractivos, además tiene un puesto para la venta de flores frescas y preciosas, algo novedoso y genial que no habíamos visto hasta ahora. Le daremos una nueva oportunidad.

EL GORDO DE VELÁZQUEZ
C/ Velázquez, 80 (Barrio de Salamanca)
28001 Madrid
Tel. 918260323
Web

Fotos: Mad Queens y web de El Gordo