miércoles, 14 de enero de 2015

CARAY

Con una escuela tan buena como La Montería, un local modesto pero seguro en el Retiro, Miguel Ángel Román se ha embarcado en la aventura de Caray, el nuevo restaurante que está rompiendo moldes en el Barrio de Salamanca y que ya es una referencia gastronómica en Madrid.

El restaurante esta ubicado en los bajos del Hotel Fénix y de la mano de sus vecinos Platea y 99 Sushi Bar, ha conseguido animar bastante esta manzana entre Hermosilla y Goya. Zona que estaba francamente muerta al caer la noche.


La decoración, obra de Lorenzo Castillo, es bastante espectacular y huye -menos mal- de lo provenzal/industrial que estamos acostumbrados a ver en todos los sitios nuevos que abren. Predominan los tonos verde esmeralda, negro y oro, lo que consigue crear un ambiente sofisticado y a la vez muy acogedor. El local es grande y tiene unas cuantas mesas altas -en las que no hace falta reservar-, otras bajas para comidas más formales y una gran barra que es el epicentro de la sala, donde se puede comer o tomar un cocktail (sobre los 10€).

El servicio es impecable, atento y educado, te recomiendan platos y vinos con muchísimo acierto y se preocupan mucho por la comodidad del cliente. Los camareros van muy elegantes, vestidos por la tienda Just One.


La carta de Caray es más bien de corte tradicional, si bien tiene algún toque innovador que aporta frescura y alegría a los platos. Los entrantes son numerosos, ideales para compartir, las carnes y pescados de muy alta calidad y la caza recibe una especial atención (platos que bordan). Podemos decir que nos gustó mucho todo lo que probamos, que fue: 
  • Lascas de mango, foie y crujiente (de repetir)
  • Gambas gabardina invertidas (buenísimas)
  • Tomate, jamón, parmesano y basílico (si queréis picar ligero, perfecto)
  • Risotto de setas (nos gustó bastante)
  • Merluza con tirabeques y carabinero (excelente el pescado y su punto)
  • Solomillo de venado con vino y foie (para tomarse 500 seguidos)
  • Tocino de cielo y mandarina (muy rico)
  • Chocolate con chocolate (también para repetir)
El precio de la cena en Caray con vino y postre ronda los 45-50€ por persona.


EL VEREDICTO MAD QUEENS: 8/10 Es cierto que Caray sólo lleva abierto medio año, pero en este poco tiempo ha podido consolidarse como uno de los restaurantes de referencia en Madrid, no sólo por ser un "sitio nuevo" sino porque se come francamente bien. Su filosofía es simple: aquí importa la calidad del producto, las elaboraciones sencillas y una atención al cliente estupenda, principios que cumple sobradamente Caray y que no se encuentran así como así en locales de tan reciente apertura. Caray es el sitio en Madrid para ver y dejarse ver, así que reservar es misión casi imposible, os sugerimos que vayáis a las mesas altas en las que, si llegáis pronto, no habrá problema de sitio. Nosotras nos hemos quedado con las ganas de probar más platos y de tomarnos un cocktail en su maravillosa barra, así que,  ¡no nos va a quedar otro remedio que volver!



CARAY
C/ Hermosilla, 2 (Barrio de Salamanca)
28001 Madrid
Tel. 914 85 78 01


Fotos: Caray Madrid