miércoles, 11 de junio de 2014

EL BOTIQUÍN


Conocimos El Botiquin hace unas pocas semanas, el tiempo justo y necesario para que las Queens nos hiciéramos habituales del lugar. Abre en una zona de Chueca que hasta hace bien poco estaba un poco desértica en lo que a bares y restaurantes se refiere, pero con la apertura de Oribu, Revoltosa, El Sifón y El Botiquín, se ha animado considerablemente.

La catalana Marta y su compañero Óscar, murciano, son los dueños y anfitriones de esta genial tienda-bar, desde que pusimos un pie en ella, nos atendieron de forma muy acogedora. El Botiquín en este caso no se refiere al sitio donde guardar los medicamentos, sino a cómo se llamaba a las antiguas tiendas de ultramarinos en Venezuela, de donde proviene la familia de Marta y en las que se encontraban productos y conservas de alta calidad


El local y su decoración son sencillos pero hacen que el sitio sea limpio, armónico y agradable. No es muy grande pero tiene el espacio suficiente para albergar una barra bastante grande decorada con azulejos arabescos dónde probar sus exquisitas conservas y vinos. En la zona interior hay un pequeño comedor con cuatro mesas acompañadas por sus sillas rojas a juego con las lámparas del mismo color. La luz en ambas estancias está muy bien conseguida: en la barra más baja que en el comedor, algo que ayuda aún mas a diferenciar los dos ambientes.


Nos llamó la atención la pasión que Marta y Óscar tienen por el mundo del vino, son los guías perfectos para catar estupendos vinos que seguro todavía no conocéis, por lo que no dudéis en dejaros aconsejar por ellos en el momento de la elección. Sus estanterías están repletas de vinos muy originales y variados y a diario, en su pizarra,  son frecuentes los vinos de Madrid y Cataluña. Atención especial al cava que sirven.

Si estáis atentos a sus redes sociales, os informarán de las catas de vinos que organizan, que desde aquí os recomendamos. MQs asistimos a la última, probamos unos vinos catalanes muy ricos (L'Equlibrista) acompañados por la música de Jimmy Barnatán, todo un lujo.


La carta de El Botiquín esta compuesta principalmente por conservas (boquerones, navajas, mejillones, anchoas, berberechos, etc.), ensaladas (con tomates auténticos, muy recomendables), tostas y embutidos. Nosotras probamos:
  • Lata de navajas
  • Boquerones en vinagre (espectaculares)
  • Tosta marinera (una especie de ensaladilla rusa muy buena)
  • Tomate con atún marinado (muy rico)
  • Ostra ahumada acompañada con un Whisky (muy especial el contraste de sabores)
  • Tosta de sardina ahumada (muy sabrosa)
El precio medio de unas tapas y vinos ronda los 20€.

EL VEREDICTO DE MAD QUEENS: 7/10 Como habéis podido comprobar, este sitio realmente nos ha conquistado a las Queens y os encantará a vosotros también si sois fans del vino, pues os lo aconsejamos para tomar unos cuantos y picar algo, siempre dejando que os aconsejen para descubrir nuevas referencias. Si vais varios os recomendamos pedir una botella, que sale mejor de precio. Nos gusta más la parte de la barra, que está muy animada, la parte del comedor nos resultó un poco angosta. Lo vemos el sitio perfecto para tomar un aperitivo o una cena informal en el barrio de Chueca.

EL BOTIQUÍN
C/ Barquillo, 11 (Chueca)
28004 Madrid 
Tel. 915323930

Fotos: Mad Queens y Facebook de El Botiquín