viernes, 25 de abril de 2014

ORIBU GASTROBAR


Este nuevo restaurante del barrio de Chueca es una de las novedades de la temporada 2013-2014 y ya habíamos tardado bastante las Mad Queens en conocerlo. Es uno de los muchos gastrobares que ahora plagan la capital, que no es otra cosa que un espacio multi-funcional en el que puedes comer, tomar algo o estar de copas.

Detrás de este local están Iván y Mark, dos empresarios vinculados a un grupo gastronómico asiático  muy conocido en Madrid por sus restaurantes Tao o el antiguo Indochina (en la calle Barquillo donde actualmente está Oribu), que han decidido apostar por una cocina de fusión japonés-mediterránea, con bastante acierto, en opinión de las Queens.


El local sorprende desde fuera, donde ya llaman la atención la elegancia de unos toldos azul tinta, estratégicamente colocados sobre unos grandes ventanales. El espacio lo firma el arquitecto de moda, Álvaro Oliver Bultó (El Patio del Fisgón o La Contraseña son también obra suya). Tiene varios ambientes, la zona de mesas altas y barra nada más entrar, tomar algo informal opedir una copa/cocktail y otros que podéis ir descubriendo a medida que avanzáis por el local: salones íntimos, comedores amplios y rincones rústicos. Seguramente os sorprenda, como a nosotras, lo grande que es el sitio.

Del servicio no tenemos queja, fue atento y eficaz.


Por si os preguntáis de dónde viene el nombre de Oribu, os contamos que es el significado de aceituna en japonés, término que han escogido para simbolizar la unión de la cocina japonesa con la mediterránea, representada por nuestro característico aceite de oliva.

Al mando de los fogones está el joven Óscar Horcajo, que ya ha trabajado en conocidos de la capital reconocidos por todos (Nodo o Pandelujo, entre ellos) y que presenta una carta de lo más variada a precios que nos han parecido bastante razonables, que incluye primeros, arroces, carnes y pescados. Destacamos el sushi diferente, del que debéis huir los puristas japoneses, pero que a las Queens nos gustó por lo original de sus mezclas (nigiri de presa ibérica con mojo, maki de champiñones fritos a la andaluza etc.).


Nosotros, que éramos bastantes en la cena, decidimos compartir algo de primero y escoger un plato para cada uno. Os contamos lo que pedimos:
  • Berenjenas fritas (éstas las hemos tomado mejores)
  • Tortilla de Chicote -en tempura- (francamente original y recomendable)
  • Burrata de mozzarella (normal)
  • Futomaki de salmón (rico)
  • Nigiri de atún (rico también)
  • Secreto Ibérico (recomendable)
  • Pulpo a la plancha y crema de patata (jugoso, nos gustó mucho)
  • Atún Teriyaki (también bastante recomendable)
  • Tartar de Atún (éste nos gustó más que el teriyaki)
  • Steak Tartare (las Queens somos muy exigentes con este plato y éste, francamente no estuvo a la altura)
  • Arroz Negro (no es uno de Alicante, pero está bastante bien)
El precio medio es de 30-35 € por persona, con vino incluido y postres compartidos. También podéis ir por la semana a tomar su menú de mediodía que tiene precio de derribo, 10,50 €.

EL VEREDICTO DE MAD QUEENS: 6/10. La comida podemos calificarla como bastante correcta y  muy creativa, pero sin grandes pretensiones. Si lo que buscáis es un asiático genuino, éste no es vuestro sitio. Sin embargo, creemos que puede ser un plan simpático si lo que os apetece es picar algo entre amigos y luego entregaros en cuerpo y alma a la copa o cocktail (que tienen bastantes) porque está animado, el local es bastante chulo y está en una zona con más sitios para seguir la marcha hasta altas horas.

ORIBU GASTROBAR
C/ Barquillo, 10 (Chueca)
28004 Madrid
Tel. 915 24 03 17
Web

Fotos: Oribu Gastrobar y Mad Queens