miércoles, 7 de mayo de 2014

BOSCO DE LOBOS


Meses atrás os hablábamos de las distintas representaciones del Grupo Tragaluz en Madrid, os refrescamos la memoria aquí. La razón por la que os recordamos nuestro pasado post es por la inseparable relación de la nueva empresa gastronómica  Compañía de Lobos, encargada de la creación y apertura de Bosco de lobos, con el Grupo Tragaluz.

Tomás Tarruella, hijo de la fundadora de Tragaluz Rosa María Esteva, Perico Cortés y Rafael Londoño componen hoy la dirección y gestión de la nueva compañía. Comparten el estilo y las raíces de Tragaluz aunque como parte de un proyecto de expansión internacional con presencia en países como México o Colombia, sin abandonar España y, en concreto, Madrid, que es lo que aquí nos interesa.


El espacio elegido para Bosco, que debe su nombre al bosque urbano que lo rodea, no podía ser más adecuado. Está en el corazón de la renovada sede del Colegio de Arquitectos de Madrid, compartiendo con ellos un el estilo de espacios amplios y armónicos, sin duda, lo que más nos emocionó.

La terraza es uno de sus grandes atractivos, protegida de la calle y del tráfico, en pleno patio del Colegio, le da el sol hasta bien entrada la tarde y presagiamos que va a ser una de las sensaciones de la temporada, ya sea para tomar una copa o para comer.


El servicio fue amable pero nuestra espera fue eterna. Llegamos allí antes de las 15 y salimos casi a las 18, no sabemos si se debe a que llevan poco tiempo de rodaje o a que el personal es muy escaso para un sitio tan grande pero, claramente, tienen que mejorar bastante. Entendimos perfectamente la gran cantidad de libros que plagan las estanterías del local, ya que a lo largo de la comida te puedes leer uno entero.


Su carta es principalmente italiana aunque mezcla platos de comida mediterránea. En ella encontraréis pastas, por supuesto, (lasagna,  pappardelle, spaghetti aglio-olio, penne amatriciana, muchos de ellos en ración grande para compartir entre dos), risotto (con espárragos y frutti di mare), pizzas (las hacen en un horno de leña), carpaccio y también carnes y pescados, entrantes variados, ensaladas y sopas frías. Nos quedamos con las ganas de tomar la milanesa.
 
MQs elegimos varios platos para poder probar lo máximo posible:
  • Tempura de verduras
  • Mejillones Bouchot al vapor con hierbas y cítricos
  • Carpaccio de ternera con salsa Cipriani
  • Ensalada verde con vinagreta de almendra
  • Ensalada de tomate, cebolla encurtida y alcaparras
  • Lasagna con crema de puerros y avellanas
  • Linguini con bogavante y estragón
  • Pizza bianca con roast-beef, rúcula y parmesano
  • Pizza Margherita
  • Helado de Campari y melocotón
  • Tarta de queso
El precio medio por persona es de unos 35€, con vino o cervezas y postre.

 
EL VEREDICTO DE MAD QUEENS: 6/10. La ubicación de Bosco de Lobos no tiene igual en Madrid, la tranquilidad del patio del Colegio de Arquitectos casi hace que te olvides de que estás en el mismo centro de la capital. La comida, sin embargo, no está a la altura del sitio estupendo que es, nos ha parecido bastante normalita, por lo que si volvemos será claramente por el lugar. A las Queens nos parece ideal para una comida informal seguido de una tarde tomando algo tranquilamente en la terraza.
 
BOSCO DE LOBOS
C/ Hortaleza, 63 (Chueca-Malasaña)
Entrada por el Colegio de Arquitectos
28004 Madrid
Tel. 915249464

Fotos: Mad Queens y facebook de Bosco de Lobos