viernes, 21 de marzo de 2014

LA CONTRASEÑA



¿Que La Contraseña se va a convertir en el restaurante de la temporada primavera-verano? Las Queens no tenemos ninguna duda sobre ello. Lleva tan sólo dos semanas abierto y ya parece una de las mayores atracciones de la calle Ponzano. El ambiente afterwork es animadísimo en la parte del bar y reservar mesa en el patio / restaurante empieza a ser difícil.


El sitio te llama la atención al pasar por delante de él y su ambiente te transporta al verano directamente, un trabajo que ha conseguido el arquitecto Álvaro Bultó del estudio Foxium Arquitectura, autor de otros locales como El Patio del Fisgón o La Taquería de La Lupita, ésta última aún pendiente de probar por MQs.

El estilo colonial se respira por los más de 300 metros de local en el que abundan las plantas tropicales, las butacas de piel, las maderas de roble y un precioso pavimento hidráulico, que consiguen que el clima sea muy acogedor y especial. Lo único que no nos gustó fue que los baños estuvieran puerta con puerta con la cocina, es poco íntimo, aunque suponemos que la logística no permitía otra distribución.


El servicio en la parte del patio/restaurante es dinámico, rápido y muy amable. Algo que sin embargo no es tan notable en la parte del bar, donde los escasos camareros se ven desbordados por la cantidad de gente y son más lentos.  

El cocinero de La Contraseña, Javier Castillo, podemos decir que tiene un "carrerón" ante los fogones porque ha pasado por sitios tan afamados como Akelarre, el Hotel Bristol de París o Sant Celoni. Aunque no por lo que os hemos dicho debéis esperar alta cocina francesa o vasca, es simplemente una cocina sencilla, de lo que ahora llaman de mercado, correcta, con algún toque especial y más elaborado.



La carta no es excesivamente larga y tiene un poco de todo: entradas para picar entre varios, pescados, carnes, arroces y pastas, con clásicos de esos que se repiten en todas las cartas como la hamburguesa, el steak tartare, el pulpo, el tataki de atún o la burrata (últimamente parece que fotocopian las cartas de los restaurantes...). Los postres que probamos no nos parecieron nada del otro mundo, así que podéis pasaros directamente a la copa. Además, uno de los camareros nos desaconsejó la tarta de zanahoria.

Lo que probamos y nuestras opiniones a continuación: 
  • Croquetas de carabinero (estaban ricas)
  • Tempura de espárragos blancos y langostinos marinados (la tempura es blanda, no nos emocionó nada)
  • Risotto de mar y montaña (no estaba nada bien presentado y no nos gustó mucho, nos pareció que el arroz estaba pasado)
  • Steak Tartare (bastante bueno)
  • Burrata con tartar de tomate (ésta nos gustó mucho, el aliño del tartar muy bueno)
  • Huevos a 63º con pisto y aceite de trufa (nos gustaron aunque le quitaríamos el aceite de trufa)
  • Tataki de atún con ensalada de algas (muy rico)
  • Brotes de brownie (graciosa la presentación en una maceta pero no nos encantó)
  • Empanadillas de manzana (no estaban mal)
El precio medio en La Contraseña es de unos 30-35€ por persona, con vinos o cervezas y postres incluídos.


LA CONTRASEÑA
C/ Ponzano, 6 (Chamberí)
28003 Madrid
Tel. 911 72 63 78
Web

Fotos: La Contraseña y Mad Queens