miércoles, 20 de noviembre de 2013

LAKASA


El restaurante Lakasa esta a punto de cumplir dos años de vida este próximo enero, aunque confesaremos que hace muy pocos días que nos conocimos en persona, pero ya sabéis que "nunca es tarde si la dicha es buena". Y así fue, una gran experiencia en todos los sentidos.

El alma máter de este proyecto, César Martín, ha creado un lugar perfecto para disfrutar de una excelente cocina de mercado con los mejores productos del momento, combinado con un ambiente acogedor en el que te sientes rápidamente como en casa. En esta misión es clave la presencia de su compañera Marina Launay (jefa de sala) y de todo su equipo, elegido cuidadosamente.


El estilo y decoración del restaurante no sigue modas o tendencias, se nota la personalidad de sus creadores en todo el local. Predomina la combinación de negros y rojos, rebajados por la presencia de madera en los suelos y algunas de las paredes. Nos gustó la luz, bastante ténue con aire de restaurante francés. Tienen un reservado como para doce personas aproximadamente, para sentiros todavía más en "Kasa", íntimo y agradable.


La atención y el personal la podemos definir con una sola palabra: excepcional. Desde que llamamos para hacer la reserva, contactaron con nosotras varias veces para informarnos de los devenires de nuestra mesa, ya que estábamos en lista de espera (tomad nota para reservar con tiempo). El trato fue muy personal, tanto César como Marina nos recibieron y explicaron toda la carta con mucho esmero, y de forma realmente cercana.

Además, nos encanta su implicación en las redes sociales y lo trabajada que esta su página web. Sólo con entrar en ella e investigar un poco ya casi se tiene la sensación haber estado en Lakasa. Ellos lo llaman "la versión 2.0", de la mano de Riki Callejo.


Como debe ser cuando hablamos de restaurantes, la parte gastronómica fue la estrella de la noche. Su carta es amplia, con platos elaborados con productos estacionales consiguendo geniales resultados. Se pueden pedir medias raciones, algo que merece la pena para que podáis probar muchos platos cuando vais pocas personas o una pareja. Todo lo que elegimos nos encantó:
  • Arroz cremoso con pato azulón
  • Mejillones de Bouchot
  • Zamburiñas asadas con mantequilla de hierbas
  • Pluma de cerdo ibérico asada con compota de manzana
  • Esturión asado con morcilla de Burgos y salsa de ortigullas
  • Tabla de quesos
El precio medio por persona oscila entre los 40-50€ con vino. La carta de vinos es realmente interesante.


En las estaciones más calurosas cuentan con una terraza muy apetecible que tendremos que visitar claramente dentro de unos meses.


LAKASA
C/ Raimundo Fernández Villaverde, 26 (Barrio de Chamberí)
28003 Madrid
Tel. 626933081/915538715

Fotos: Web Lakasa