viernes, 25 de octubre de 2013

TRAGALUZ EN MADRID



Hace ya más de veinte años que Rosa María Esteve y su hijo, Tomás Tarruella, dieron el primer paso en el camino de éxitos del grupo Tragaluz. Fue en Barcelona, donde se convertirían más adelante en los "kings" de la gastronomía y diseño catalanes, con más de diez restaurantes y un hotel es casi imposible visitar Barcelona sin pisar alguna de sus propuestas (Bar Lobo, Bestial, Agua, Hotel Omm, Mordisco, etc.).

Guiados por su afición al riesgo y su buen ojo expansivo esta gran empresa familiar decidió aterrizar en la capital en el 2009, cosechando algunos triunfos más. Os confesaremos que las Queens somos grandes fans del grupo, hasta tal punto que en nuestro viaje a México D.F. una de las noches nos olvidamos de la cocina mexicana y cenamos en su Bar Tomate.

Perdonamos la predilección del grupo Tragaluz por la ciudad condal, no sólo en su expansión (lógica por su procedencia y años de trayectoria), sino en la originalidad de los proyectos y cuidado del diseño en los locales barceloneses, cosa que creemos que pasa mucho menos en los de Madrid y las Queens nos preguntamos porqué, las razones las encontraréis en este post.

LUZI BOMBÓN: Claramente nuestro predilecto de los restaurantes Tragaluz en Madrid, no sólo por su perfecta ubicación, sino por la magnifica distribución del espacio y decoración inmejorable. Una gran barra cuadrada y polivalente preside el local, en ella puedes tomar un aperitivo/copa, cenar o simplemente observar su oferta de ostras y mariscos. Nos gusta especialmente su cocina vista y la parte de sofás con cojines étnicos y la estantería de hierro de la entrada, que es para llevársela a casa. Muchas de las mesas repartidas por el restaurante tienen con una lámpara o flexo creando un ambiente íntimo y personal, la luz es uno de los grandes aciertos de Luzi.


En todas nuestras visitas, y no han sido pocas, el servicio nos ha parecido amable y dinámico. En cuanto a la carta, las raciones no son excesivamente grandes ni elaboradas pero a nosotras nos gusta su producto y sencillez. Nuestros platos preferidos son: Las ostras, el tartar de atún con guacamole, las alcachofas fritas, el chuletón del norte fileteado y el pescado salvaje al horno. El precio medio oscila entre los 40-50€ por persona, con vino.


LUZI BOMBÓN
Paseo de la Castellana, 35 (Chamberí)
28046 Madrid
Tel. 917022736

BAR TOMATE: Éste fue el estreno de Tragaluz en Madrid hace ya unos cuantos años y también el primero en el que las Queens recordamos que empezó a ocurrir lo que luego fue habitual en algunos restaurantes, no tener mesa hasta pasados varios meses (véase Ten con Ten o Punto MX). "El Tomate" como se le conoce en Madrid, fue una auténtica revolución en todos los sentidos, sobretodo en implantar la tendencia decorativa mezclando lo industrial con muebles vintage, algo en lo que han acertado sobradamente, el restaurante es precioso.


La carta -incluye desde el desayuno hasta la cena- es de comida sencilla, sin florituras (carnes, verduras, pescados, pizzas, pastas y arroces), es decir, cocina de mercado, con un precio medio por persona de 30-35€, con vino y postres. La comida, el servicio y el concepto del restaurante no están mal pero tampoco nos entusiasman y creemos que ha pasado de ser una novedad increíble en el panorama madrileño a ser un restaurante más del montón, que no engancha y  su falta de originalidad ha hecho que caiga en el más absoluto olvido. Por eso, no hemos vuelto desde hace tiempo.


BAR TOMATE
C/ Fernando el Santo, 26 (Chamberí)
28010 Madrid
Tel. 917 02 38 70
Web

ANA LA SANTA: El último en llegar y el que menos nos ha gustado a MQs. La situación, como todo en el propio en el grupo Tragaluz, está perfectamente escogida: en plena plaza de Santa Ana y justo en el corazón del Hotel ME, para darle un aire fresco a este hotel, que a veces peca de lo contrario. La decoración no estaría mal si no conociéramos Luzi Bombón y el Bar Tomate, pero como ya existen, su estilo está ya visto y no sorprende en absoluto, podría parecer incluso una mezcla decorativa de los dos. Lo que más nos gustó y nos pareció novedoso, fue la cabeza de toro que preside la biblioteca del restaurante, que han tomado prestada de la historia taurina del hotel.


En cuanto a nuestra experiencia allí, debemos confesar que nos pareció nefasta. Habíamos pedido una mesa en el invernadero que nunca nos dieron, nos la cambiaron por la peor mesa del restaurante reservada para más comensales de los que éramos, nos sentimos como castigadas, al lado de la cocina y apartadas de la gente, un agravio gigante. 

El personal pasaba de nosotras claramente, tardaron una vida en atendernos y después en traernos la cuenta. La comida no nos dejo ningún tipo de huella, tanto es así que casi ni recordamos lo que comimos. Como pequeña novedad, introducen en la carta una parte de tapeo que vaya acorde con la zona. Sabemos que están en pleno rodaje, todavía ni esta en su pagina web, pero no es excusa. Hemos oído que tienen intenciones de abrir otra propuesta por la zona, esperamos que acierten un poco más que en esta. El precio por persona ronda los 30€.



ANA LA SANTA
Plaza de Santa Ana, 14 (Barrio de las Letras)
28012 Madrid
Tel. 917016013
Web