miércoles, 13 de marzo de 2013

ESPAÑA, O LO QUE QUEDA DE ELLA


Bajo este título un poco agorero, hoy inauguramos nuestra sección Queen Guests, con la colaboración de Gonzalo de Senna, autor del blog del mismo nombre "España, o lo que queda de ella" en la página especializada "Estrategias de Inversión". A las Queens nos gusta mucho el enfoque que este blog le da al panorama económico, porque aborda temas muy técnicos de una manera muy llana y permite que nosotras, que no somos especialistas en la materia, comprendamos un poco mejor toda esta vorágine que son la economía y los mercados.

Esperamos que os guste la pincelada que nos da sobre la situación económica de Madrid, en relación con el momento que viven el ocio y la hostelería en nuestra capital.

Podéis visitar el blog de Gonzalo pinchando aquí.

"Cuando las Mad Queens me propusieron escribir un post sobre economía en su blog, que estuviera relacionado con el ocio, inmediatamente me vino a la cabeza lo que muchos pensamos: ¿Dónde está la crisis si todos los restaurantes de Madrid están a rebosar? Ciertamente, sobre el papel, España está hecha unos zorros, pero mi realidad es que cuando salgo por las noches está todo lleno, cuando voy al cine tengo que comprar las entradas con antelación o me quedo fuera, y si quiero cenar en un restaurante tengo que hacer mínimo tres llamadas para conseguir mesa en algún lugar (Véase el famoso mejicano Punto MX, donde a fecha de hoy uno sólo consigue reserva allá para junio). Surgen varias preguntas, ¿estamos tan mal como dicen las cifras oficiales? ¿Es Madrid un oasis? ¿Han cambiado los hábitos de consumo en Madrid? Empezaré desgranando la cifra de desempleo oficial, para luego centrarme en las condiciones económicas de Madrid y los cambios sufridos en el sector hostelero en nuestra ciudad para, al final, intentar llegar a alguna conclusión. 
DESEMPLEO: La crisis azota España, y con ella el nivel de desempleo alcanza ya el 26%, según la Encuesta de Población Activa (EPA) que realiza trimestralmente el INE. El otro día reflexionaba en mi blog sobre la fiabilidad de estas cifras, y es que, no nos engañemos, no pueden ser ciertas. Así que, sin ánimo de parecer superficial o ajeno a la realidad, me pregunto si es que las cifras oficiales son exageradas o si simplemente Madrid es una burbuja de prosperidad en España, o al menos un lugar donde la crisis golpea con menos fuerza. Para arrojar algo de luz, procederé a analizar diferentes medidores económicos de los que disponemos.
Básicamente existen dos formas de medir el empleo: la tasa de desempleo que publica mensualmente el SEPE (antiguo INEM), y la Encuesta de Población Activa (EPA) que publica el INE de forma trimestral. Entre los dos datos, pese a que el primero es el oficial, es de sobra sabido que la EPA refleja más fielmente la realidad. La diferencia entre ambas medidas ronda hoy en día el millón de personas, 4.849.000 del SEPE frente a 5.965.000 de la EPA para Diciembre de 2012, una auténtica barbaridad que hace que nos cuestionemos su fiabilidad. Si realmente el paro en España fuera del 26%, no existiría esta relativa paz social que vivimos. En cualquier caso, aunque aplicáramos un margen de error y consideráramos que es del 20%, lo que ya sería un serio desvío sobre el cálculo, el paro en nuestro país seguiría siendo mucho mayor que la media europea de 10.6%. Por tanto, no quiero quitarle importancia al drama del desempleo, pero sí quiero resaltar tres peculiaridades españolas que hacen que la situación actual sea socialmente estable:
1-      Se calcula que alrededor del 20% de nuestro PIB está bajo la economía sumergida, ocupando el tercer puesto europeo tras Grecia (25%) e Italia (20%). Supongo que no estoy contando nada que nadie sepa, de hecho hasta hace bien poco éramos el país con más billetes de €500 en circulación. 20% de nuestra economía simplemente no existe de forma oficial, unos doscientos mil millones de euros, permitiendo que mucha gente sobreviva sin problemas de espaldas a la legalidad.
2-      Un dato que puede parecer banal pero que en absoluto lo es: la familia. En España la unidad familiar sigue prácticamente intacta mientras que en los países nórdicos y centroeuropeos no es así. La crisis ha acentuado esta situación en la que los hijos han vuelto a vivir con sus padres y en muchos casos éstos a su vez sobreviven con las pensiones de los abuelos. Hay muchos estudios que muestran cómo esta característica típica de países latinos está ayudando a que muchas personas logren, por lo menos, subsistir.
3-      Un apunte que resaltaba hace algo más de un mes The Economist y que me pareció muy interesante. La revista se preguntaba por qué en Grecia hay huelgas generales y salvajes disturbios prácticamente de forma diaria mientras que en España esto se ha producido con una intensidad muchísimo menor. El redactor llegaba a la conclusión de que mientras que en Grecia los ciudadanos culpan al Gobierno de todos sus males, en España la población ha aceptado que sí, efectivamente el poder político tiene gran culpa de lo que nos ocurre, pero existe un sentimiento general de que la crisis es fruto de un comportamiento irresponsable que ha sido colectivo, todos tenemos nuestra parte de culpa en esta orgía económica que hemos vivido hasta 2007. Personalmente estoy muy de acuerdo con esta reflexión.
MADRID: Si antes he dicho que el desempleo en España es del 26%, en Madrid éste baja hasta el 19,88% según la EPA. Esto contrasta con datos escalofriantes como los de Andalucía, Canarias o Extremadura, que rondan el 34%, y mejora sustancialmente la situación de nuestro igual más inmediato, Cataluña, con 23,94% de paro. Después de Navarra, País Vasco y La Rioja, Madrid es la Comunidad con menor desempleo de España, y si tenemos en cuenta que no nos creemos el dato, estaría peor que el resto de Europa, pero nada alarmante.
Analicemos también el PIB per capita, que es el dato fundamental para conocer la salud económica de una región. El PIB de la Comunidad de Madrid fue de €190bn, es decir, más o menos el 20% del PIB de España. Su medida per capita se situó en €29.845, 30% superior a la media nacional. Por tanto, parece que Madrid es una especie oasis dentro de la miseria de España, y pese a que los datos no son los deseables, baten por mucho la media nacional. Entiendo que el coste de vida en la capital no es el mismo que en Badajoz, por ejemplo, pero tampoco éste es el foro para entrar en detalles, sólo pretendo dar una visión general.
SECTOR HOSTELERO: cierto que pese a que la economía madrileña más o menos se defiende y el desempleo es más bajo que en el resto del país, aún así se nota, y el sector hostelero sufre esta crisis de forma notable. Varios son los factores que están influyendo: la desaparición de una clase de nuevos ricos que vivían en la opulencia, la disminución de una clase medio-alta que ya no se puede permitir muchos lujos, que simplemente no quiere (la confianza del consumidor es un dato macroeconómico fundamental y actualmente se encuentra en niveles históricamente bajos) por miedo al futuro inmediato, y la voluntad de dar una imagen de austeridad a todos los niveles, tanto particulares como empresas, que han cambiado la forma de hacer negocios.  Todo esto ha provocado que por ejemplo hayan cerrado ya más de diez restaurantes de lujo, entre los que se encuentran clásicos como Príncipe de Viana (inolvidable aquella menestra y las camareras impecables), Jockey, Balzac, Club 31, El Chaflán (el hotel entero está siendo reformado y se espera reapertura del restaurante, pero adaptado a la crisis), la Máquina de Lugones (ese lugar de Paseo de La Habana está maldito), Nodo…Los que sobreviven hacen ímprobos esfuerzos por bajar precios y ofrecer menús, en un último intento por adaptarse y aguantar hasta que la cosa mejore. Ya a finales de 2011 Adriá aseguró que “va a haber una reconversión brutal en la hostelería media y alta en España”, y sin duda no se equivocó. Sí se ha notado un auge de restaurantes de precios mucho más comedidos y con una cocina honesta, digamos que los años del boom han dado paso a una situación de “value-for-money” mucho más justa, donde el producto servido y el servicio recibido están acorde con el precio.
En definitiva, las cosas están difíciles para todos, el consumo se retrae también en nuestra ciudad pero Madrid es un oasis de prosperidad económica en comparación con el resto de España. Simplemente hay que reajustar parámetros para que la oferta case con la demanda, y en esa dirección se encaminan inteligentemente los hosteleros de la capital, que modifican sus cartas y sus precios para seguir llenando sus restaurantes. No hay nada más darwinista que le Economía, adaptarse o morir."

Si tú también tienes un blog y quieres colaborar con Mad Queens, escríbenos a madrid.queens@gmail.com