miércoles, 19 de marzo de 2014

COLUMBUS


Aunque no llegamos a averiguar el porqué del nombre elegido para la nueva aventura de los hermanos Sandoval, Columbus nos parece un acertadísimo nombre, teniendo en cuenta que tanto nuestro histórico Christophorus Columbus (Cristóbal Colón) como los hermanos Sandoval son descubridores e investigadores natos, cada cual en su ámbito. 

Los Sandoval se han convertido desde el año 2000 en auténticos arqueólogos de sabores, exploran exhausitavente todos los orígenes y factores influyentes en la creación de cada uno de sus platos. Su trabajo ha sido reconocido con continuos premios entre los que figura una estrella Michelin por su restaurante Coque en Humanes. Queen C tuvo hace unos años el privilegio de probar el cochinillo de Coque, todavía recuerda lo exquisito que estaba.


El impacto nada más entrar en Columbus fue curioso. Nos trasladamos inmediatamente a la ciudad americana de Las Vegas, y no solo por el hecho de encontrarnos en el nuevo Casino de Madrid sino por todo el mobiliario, luces y detalles que nos rodeaban.

Seremos sinceras y os diremos que a pesar de que el interiorismo ha sido llevado a cabo por el arquitecto-interiorista Ignacio García de Vinuesa, creador de espacios que nos han gustado mucho en el pasado, en este caso la decoración nos espantó, es más, nos pareció rozando lo hortera y recargada. Luces de mil colores, sillas en miles de estilos, telas y alfombras de estampados rancios, una especie de cortinas de ducha por ciertas zonas del restaurante, francamente, no encontramos nada que salvar.

Detalle de la alfombra combinando gráficos numéricos con florales
Una vez superado el trauma decorativo, también os diremos que el servicio fue encantador. Camareros jóvenes y muy amables nos atendieron a la perfección en descripción de los platos, rapidez y cortesía en el cambio de algunos platos (que estaban en el menú cerrado y pudimos negociar).

Pudimos ver bastantes camareros por la sala, casi tantos como cocineros dentro de su gran cocina, algo que nos llamó la atención.


Nuestras mejores palabras van a ir sin duda dirigidas a la comida. Excelente en todos los sentidos, presentación, calidad de la materia prima y preparación. Elegimos uno de los menús de degustación porque nos pareció la opción más completa, aunque la carta también tiene una variedad interesante. Con más de 40 platos de medias raciones, con precios más razonables que los menús de degustación.

MENÚ 1485
  • Moluscos y crustáceos con algas marinas
  • Arroz meloso con setas y parmesano
  • Cococha de atún glaseada con tomate de árbol y fruta de la pasión
  • Cochinillo lacado con su piel crujiente y su carne jugosa
  • Chocolate picante con licores en texturas
El precio medio por persona fue de 80€, teniendo en cuenta que el menú eran 60€, sin contar el vino  ni infusiones/cafés, ni los vinos dulces de postre, que pedimos aparte del menú. Si todavía no tenéis regalo para el día del padre, invitarle a cenar en Columbus puede ser un regalazo gastronómico.

Si lo que os apetece es un plan más informal, la zona "afterwork" tiene una carta con cócteles creados exclusivamente para el restaurante y una selección de tapas hechas con la más pura esencia Sandoval. Sin duda, una gran opción si queréis beber y picar algo.


COLUMBUS
C/ Paseo de Recoletos, 37 (Las Salesas)
28004 Madrid
Tel. 91 06 09 889

Fotos: Mad Queens