miércoles, 4 de septiembre de 2013

PUNK BACH


Como os amenazamos anteayer, MQs volvemos a la carga con nuevas propuestas de ocio para que la  dura vuelta a la rutina laboral se os haga algo más llevadera. 

Teníamos muchas ganas de hablaros de Punk Bach, lo conocimos antes de irnos de vacaciones junto con un experto en la materia culinaria, Carlos Noceda del blog A ver qué cocinamos hoy (que podéis visitar aquí) y nos encantó, así que desde entonces, y aunque sean pocos los días que llevamos en Madrid, hemos repetido varias veces ¡Creemos que va a ser una de las sensaciones de la temporada 2013-2014 si consiguen seguir manteniendo el nivel como nosotras lo hemos encontrado!

Sufrimos un flechazo a primera vista nada más pisar sus suelos hidráulicos (ya sabéis que son una de las debilidades de las Queens), la decoración es sencillamente genial y acogedora, con una barra iluminada que preside el sitio y le da un ambiente tipo neoyorkino -lo comparan con el restaurante Balthazar y es verdad que tiene un aire-. Todo lo ha hecho el decorador Lázaro Rosa Violán, ya creador de proyectos muy especiales tanto en Madrid (Casa Mono, Bazaar o las tiendas nuevas de Aristocrazy) como en Barcelona (los restaurantes Big Fish y Fishop, cuya decoración y comida nos gustan mucho a MQs). 

Nos hizo especial gracia la sensación que se produce cuando entras en el baño, en el que reina la iluminación muy tenue, la música clásica y la tranquilidad (el efecto "Bach") frente al bullicio y música animada que te envuelve cuando vuelves a salir (el efecto "Punk").


Tienen varios tipos de mesas, suficientemente separadas, con sillas o con sofás, en las que no hay manteles, sino mantelillos individuales en armonía total con el concepto y decoración del restaurante. La vajilla está personalizada con el nombre de Punk Bach, todo un detalle al que no estamos acostumbradas y que nos gustó mucho.

El personal es llamativamente simpático, casi al estilo americano, pero sin ser asfixiante. Te dejan el tiempo prudencial necesario para elegir los platos y luego recomiendan muy bien, si lo necesitáis.


La carta es muy completa con entrantes, pastas, platos de cuchara, pescados y carnes. Destacan entre ellos ciertas categorías como los "disponibles las 24 horas", "aptos para celíacos" o los "solidarios"(en los que se dona 1€ a Cáritas).

En cada una de nuestras visitas a Punk Bach la comida ha estado siempre riquísima. El chef es el vasco Iñaki Rodaballo, con ya cierta solera en su Vitoria natal y que deja patente su influencia vasca en muchos de los platos de la carta. Los que más os recomendamos nosotras son:
  • Degustación de salchichas Thate: con tres mostazas y puré de patata artesano.
  • Tomate aliñado.
  • Canelones rellenos de ventresca.
  • Arroz cremoso Ibérico.
  • Carrilleras de ternera estofadas.
  • Goxua (postre vasco imprescindible).
Una comida en Punk Bach incluyendo vino/cerveza y postres ronda los 35€. Tened en cuenta que si pedís cocktails o copas la cuenta puede elevarse.


Dentro de las categorías de las que os hablábamos antes, tenéis también la de "Take Away", otra gran idea, por si un día no queréis salir y tenéis capricho por su cocina, aunque creemos que es una pena no disfrutar del local y de su ambiente.

Hemos leído en su pagina web que habrá música en vivo próximamente, no sabemos si "Punk" o "Bach", pero estamos seguras de que lo comprobaremos en nuestra siguiente visita.

PUNK BACH
Paseo de la Castellana, 74 (Barrio de Salamanca)
28046 Madrid

Fotos: Mad Queens y Facebook Punk Bach

Por último, coincidiendo con la elección de las ciudades candidatas a la organización de las olimpiadas del año 2020, queremos dejaros un vídeo de apoyo que ha hecho la cerveza Mahou, que nos ha encantado y que creemos que refleja perfectamente el espíritu de nuestra ciudad. A POR LOS JUEGOS, MADRID!!!